La diferencia de publicar en Japón

Leo en una noticia de Thais Valdivia en Tallon4 que el tomo 73 de One Piece tendrá una tirada inicial en Japón de 4 millones de ejemplares (lo que quiere decir, que de ser necesario podría haber futuras ediciones que siguiesen aumentando la cifra). Y no es la primera vez que Shueisha, editorial del manga, pone en las calles japonesas tal cantidad de ejemplares de lanzamiento. La pregunta es: ¿Son muchos 4 millones?

Japón es un país grande, con más de 126 millones de habitantes (o eso dice Wikipedia) frente a los más de 47 millones que hay en España. Resumiendo, hay 2,68 habitantes en Japón por cada uno en España. También sabemos que en Japón el leer manga es algo muy común, por lo que la cifra de 4 millones de tomos no debería sorprendernos a ninguno ya que One Piece es el manga más vendido en Japón… ¿o sí debería?

Hamos números… 4 millones de ejemplares significa un ejemplar por cada casi 32 personas ¡¿os lo podéis imaginar?! y eso incluye incluso a niños pequeños que no saben ni hablar. Alcanzar esas cifras en España significaría publicar casi 1,5 millones de ejemplares. A algunos esa cifra no les parecerá tan alta, pero teniendo en cuenta que la tirada típica de un libro de éxito no suele superar los 50.000 ejemplares y que en casos extremos como Harry Potter puede llegar a ser de 500.000 ejemplares (como fue en el caso de la Orden del Fénix). Diarios como El País tienen una tirada diaria media que no llega a los 500.000 ejemplares y en casos de diarios gratuitos como 20minutos rondan los 700.000 ejemplares. Como véis, ni los libros más exitosos ni los periódicos de mayor difusión consiguen alcanzar esas cifras de un ejemplar cada 32 personas, imaginad en casos como un tomo de un manga.

Habría que ver que tirada tiene One Piece en España (a pesar de que aquí también tiene un gran éxito en comparación con otras publicaciones manga), pero teniendo en cuenta que además hay que traducirlo (lo bueno que tiene en Japón, es que el autor ya lo escribe directamente en japonés y no existe la figura del traductor), el proceso total de edición sin duda debe resultar mucho menos rentable de lo que es en Japón (no hay que olvidar que hay costes fijos que a mayor tirada se reparten entre un mayor número de ejemplares, además de que hay procesos que se vuelven más eficientes y abaratan costes cuanto mayor es la tirada). Si queréis ver un poco más en detalle los costes que hay detrás de publicar un libro (un manga, un anime, un videojuego…) podéis echar un ojo a este artículo del autor Javier Pellicer en el que desglosa los costes y por qué los libros tienen el precio que tienen: «¿Son caros los libros? (I)«.

Esto mismo también se aplica a otros casos de productos que vienen desde Japón, como puede ser animes o algunos videojuegos. Puede que puedan parecernos productos caros o quizás más caros que en otros paises, pero no hay que olvidar que el periódico o el libro más exitoso no vende tanto como estos productos en su país de origen, donde toda la sociedad, sea cual sea la edad, gira en torno a la cultura manga. Hagamos entonces el esfuerzo de comprender la situación en la que nos hayamos y que son productos nicho que en la cultura occidental por lo general interesa a un pequeño grupo de gente con unos gustos concretos y normalmente en un grupo de edad muy reducido. Hasta que no sea un verdadero fenómeno de masas, hay que tener en cuenta que por lo general el esfuerzo que se hace para brindarnos esos productos es muchas veces titánico, y no nos fijemos en el caso de One Piece, número 1 de las listas, fijémonos en los que están a la cola de la listas, productos que nos siguen llegando a pesar de que tenga que ser en unas tiradas limitadísimas a las que resulta increible que se les pueda sacar algún rendimiento.

Si eres fan de la cultura japonesa, apoya el esfuerzo que hacen editoriales o distribuidoras españolas que publican regularmente varias colecciones manga, series y películas anime o videojuegos de corte manga. Y no lo digo como parte de esa industria, sino como fan al que le gustaría que sigan llegando más y más licencias japonesas a nuestro país en sus distintas formas para poder disfrutar de ellas (si paises como Francia pueden tener todo lo que tienen, también nosotros si cuidamos estos productos). Importación, segunda mano y sobretodo la piratería hacen cada vez más dificil el ver estos productos en nuestro idioma, y aunque sean tiempos dificiles económicamente, lo es tanto para el consumidor como para las empresas que giran en torno a cualquier producto cultural, desde las editoriales a las tiendas.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. taiffon_3e dice:

    El problema es que que sean caros para nosotros es un hecho, yo por mucho que quiera no me puedo permitir todos los mangas que me gustan, tengo de priorizar…
    Lo que creo es que la industria tendria de buscar alternativas para mantener la calidad y ofrecer el manga a un precio reducido.
    Ahora se empiza a ver el boom del libro digital pero del manga hay poca cosa… a muchos no les gusta este formato pero en mi caso como muchos hay mangas que no me los puedo comprar y me los leo ilegalmente, con un precio barato de forma digital pues seria mejor opcion que tener de optar por el robo por asi decirlo xD

    Pero no nos engañemos, la industria del manga esta floja y lo estaria mas si no fuera por la pirateria, vamos, poca gente se compra un manga sin haberlo leido antes (por lo menos los primeros caps, o algo del autor)
    Yo compro mangas que ya me he leido, porque me gustaron mucho y quiero apoyar a su autor, pero hace años que no veo una serie en españa que no haya visto anteriormente en internet.
    Por ejemplo nadie se veria madoka magika en españa sin que la gente supiese de que va con anterioridad, un adulto que le gusta el seinen no se comprara un mahou shoujo que no conoce de nada, si ha visto por internet el hype vera la serie y luego se la comprara si le gusto, pero de entrada comprarselo porque le digan que es seinen? no me lo creo xD
    Vamos, te puedes comprar una porque te convenzen la gente, pero al final el primero fue convenzido por verse la serie ilegalmente.

    La industria del manga le falta evolucionar y en tiempos de crisis no creo que sus problemas se vayan a solucionar sin que cambien ellas mismas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.