Clickbait ¿Qué es y por qué están tan generalizados?

Mucho se habla últimamente de los «clickbait«, especialmente ahora que Facebook ha decidido penalizarlos. ¿Pero qué son y por qué resultan tan molestos? Se podría responder a la pregunta rápidamente, pero no tendría ninguna gracia, así que antes voy a explicar un poco la razón que impulsa a su uso, especialmente en los últimos años.

Una web medianamente profesional requiere una inversión, en ocasiones muy alta. Por supuesto está el coste del dominio, servidor y coste humano ya sea para crear y mantener la web (técnicamente o en lo referente a contenido). ¿Y cómo se paga todo eso? precisamente y como habéis adivinado ya, con la más o menos molesta publicidad.

Hoy en día mantener una web es más complicado que nunca. Mientras que hace más de una década lo normal era entrar en varias webs para ver su contenido en busca de algo interesante, con el paso de los años más y más razones hacen que no sea necesario, especialmente en webs de noticias, el acceder a la misma. Desde lectores RSS a Google News, pasando por las redes sociales que ofrecen el contenido sin entrar en la web, y eso significa la no visualización de la publicidad a cambio del contenido que se disfruta. Esto ha propiciado que grandes medios se hayan posicionado frente a herramientas como Google News, pero también que cambien la forma de compartir su contenido buscando aumentar las impresiones, que es uno de los factores principales en sus ingresos publicitarios.

Aquí entra en los últimos tiempos el clickbait. Si la gente quiere información y no entra a por ella a tu web ¿por qué no tentarles con hacerlo? El clickbait ese ese «cebo», que anima a la gente a hacer click, entrar en la web y por lo tanto generar ingresos publicitarios. ¿Lo mejor de todo? la información puede no ser de interés para nadie, o una obviedad, pero si el cebo es atractivo (normalmente mucho más que la información en sí) la gente accederá. Esto ha propiciado no sólo que grandes medios, incluidos periódicos nacionales, utilicen el clickbait en redes sociales, sino que también proliferen una inmensidad de páginas cuyo objetivo es únicamente explotar esto, ¿quién no se ha cruzado el típico enlace en Facebook de «no imaginarás lo que pasó a continuación»?

Contra esto se ha posicionado ahora Facebook en contra, posiblemente la red más afectada por el clickbait. Obviamente uno de los objetivos de Facebook es que sus usuario compartan cosas dentro de la red, y eso lleva a todo lo contrario. Además, estos clickbait normalmente son engaños en los que se utiliza una imagen interesante para el usuario, un texto que despierte su curiosidad y un resultado que no tiene nada que ver con lo que esperaba o con lo que se utilizaba para su promoción. Incluso peor aún, estas páginas te invitan o incluso obligan a seguirlas (por lo que verás más de sus clickbait) y/o a compartir la publicación con tus amigos, haciendo que lleguen a más gente en un mayor número de ocasiones, a la vez que su contenido está estructurado en varias páginas, normalmente a modo de pase de diapositivas, por lo que cada clickbait proporciona fácilmente entre 5 y 10 impresiones, con su correspondiente publicidad.

Este último tipo de páginas que aprovechan de forma tan salvaje el clickbait nada tienen que ver con los medios que intentan recuperar las visitas perdidas y poder subsistir de alguna forma, especialmente en plena proliferación de bloqueadores de publicidad (como AdBlock) o la huida de anunciantes a otros medios o canales. Este tipo de páginas son creadas con el único propósito de generar dinero aprovechando el clickbait, la curiosidad de la gente, como fuente de ingresos. No es algo que haga daño a nadie, pero sí que puede resultar molesto o poco ético ya que muchos utilizan un cebo que luego no se corresponde con lo que ofrecen, lo que podría considerarse una especie de spam o publicidad engañosa.

Si redes como Facebook comienzan a penalizar el clickbait, posiblemente suponga la muerte de este tipo de técnica que basa su éxito en la viralidad en redes sociales. Pero solamente será en este uso más directo ya que incluso las televisiones hacen ya uso de estas técnicas y cada vez más ¿o nunca habéis escuchado eso de «se lo contamos después de la publicidad«?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.